jueves, 4 de agosto de 2016

Toro mecánico

Yo no quería un hombre
Sino una madre
Que me enseñara cómo funciona
la mecánica
del desapego

Yo no quería un hombre
Sino un esquimal
Que me invitara a su iglú
Y me enseñara a decir
Blanco
De todas las formas posibles

Yo no quería un hombre
Sino una mujer
Que me enseñara a bordar
y a coser
Y a vivir
Con la falta

Yo no quería un hombre
Sino un médico
Que me hiciera abrir la boca
Sacar la lengua
Que mirara el fondo de mi garganta
Y me recetara un remedio
Infalible

Yo no quería un hombre
sino un centauro.
Que me llevara lejos en su lomo de caballo
Que me llevara lejos
y me protegiera con sus brazos de hombre

El último fue un toro
Mecánico
Su cuerpo era de metal

Y no tenía  pies, ni cabeza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada